lunes, 8 de noviembre de 2010

Prohibiciones a la belleza (vil copia)


En estos días poco tenemos por decir. Para mantener vivo el blog nos aferramos a las virtudes ajenas como último recurso; nos aprovechamos de la fama del Nobel así no más, sin sonrojarnos. Fue alguna vez mejor escrito en "Los cuadernos de don Rigoberto", pero aquí va.

Nunca te detendrás más de 10 segundos en un espejo. No te operarás las tetas. No te tinturarás el cabello. No te tatuarás las cejas. No tendrás brackets, juanetes ni mal aliento. Nunca dejarás de oler a bálsamo.

No usarás palillos, aretes, anillos, fajas. Te quedan prohibidos los bikinis, la ropa interior roja y el maquillaje.

Nunca asistirás a velorios, lanzamientos de libros, conciertos gratuitos, misas, grados o matrimonios (menos al tuyo).

Nunca leerás a Isabel Allende, Ángeles Mastreta, Mario Benedeti, Mario Vargas Llosa o Jaime Espinal. No dejarás de defender a Tomás González ni a Germán Espinosa ni a Andrés Caicedo. No cometerás, jamás, una falta de ortografía.

Nunca pronunciarás tasi, ésito, hubieron, contato o dótor. Menos gobernanza, dicotomía, espectacular, fáctico, fálico, colocar, sinergia, gonorrea o en qué le puedo colaborar. No serás políticamente correcta: no llegarás a lidereza, presidenta, jueza o gerenta.

Nunca recibirás monedas de 50, ni darás limosna. No permitirás que te regalen nada.

Nunca renegarás de mi mala suerte. No llorarás en la calle. Nunca morirás.

P.D. No leerás Atunes en Tintas.

IMAGEN: FERNANDO VICENTE.

1 comentario:

  1. dos cositas la primera respecto a la sinergia:
    http://www.youtube.com/watch?v=uxZB-vs8L6o

    la segunda, Nunca pero nunca de los nunca te atrevas ni a hojear un libro de jimmy espinal, menos escuchar cantar y muchisimo menos verlo actuar, ese personaje deberia de dedicarse a lo que estudio en EAFIT

    ResponderEliminar