lunes, 26 de abril de 2010

Gente rara


Yo no quisiera repetir los mismos argumentos. Yo no quisiera hacer llover sobre mojado. Pero los atunes sí deberían pronunciarse acerca de lo que está pasando con Mockus. Esa esperanza. Y lo he pensado a ratos. A largos ratos, a veces.


Y pues sí: todo aquello de la honestidad a prueba de balas. Y la legalidad. Y la cultura ciudadana. Y otra opción es posible. Y que Santos es francamente vergonzoso. Y la demostrada capacidad de gestión. Y ni un paso atrás en seguridad. Y etcétera.

Lo sorprendente, sin embargo, es que Mockus no deja de parecer un tipo extraño. De ahí proviene su seducción. ¡Pero caramba, es muy raro!

¿Cuánto hemos tenido que sufrir como nación para que un tipo correcto e inteligente nos parezca raro, y parezca más raro todavía que pueda llegar a ser presidente?

Nuestra historia patria es una historia clínica, de siquiátrico. Desde la nefanda nocte septembrina hasta los “falsos positivos”. Por eso el hombre bueno nos parece un loco, porque la apasionada Colombia está descolocada, desde el puro principio. Tan chiflados estamos que el gesto de cordura que nos es dado es otra chifladura: votar por un sujeto que es lo bastante ingenuo como para decir que renuncia a todos los votos que no sean a consciencia. Esto es, en un país loco, en un país sin consciencia, pedir que no voten por él.

Como sociedad hemos llegado al grado cero de la enfermedad mental. Hemos pagado por la mano de un asesino. Hemos admirado a un tipo que en una cumbre de presidentes le pide al vecino que sea varón. Hemos… Hemos acolitado tantas barbaridades que hemos llegado al punto que no se puede más.

A pesar de todo, vuelvo y digo, a pesar de todo, a pesar de nuestra historia, a pesar de nuestro gobierno y la nación que esos gobiernos han construido, la mayoría de gente no es idiota. En realidad, así no lo veamos tan seguido, la mayoría de la gente es rara: correcta e inteligente. Como Mockus.

Vote.

ESTEBAN GIRALDO.

8 comentarios:

  1. Esteban,

    Estamos de acuerdo. En el país de los falsos positivos es muy raro que alguien se acuerde que la vida es sagrada. En el de Agro Ingreso Seguro, que un político en campaña cometa la osadía de proponer legalidad democrática, o sea justicia de todos frente a todos. Que en el de las chuzadas perpetradas por el gobierno, utilizando los instrumentos de Estado, un profesor “excéntrico” prometa combatir la cultura del atajo y del todo vale. Tengamos fe esta vez en la locura de Colombia. Allá donde siempre ocurre lo que no tiene que ocurrir, Mockus será presidente y el error, esta vez, será un dulce acierto.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Que miles de cosas este país ha necesitado padecer, para poderse encontrar hoy frente a ese hombre que durante años se ha esperado para construir una mejor nación; ¿será un autentico político como el de los textos académicos? y ¿por qué se nos da hoy como algo chueco? Y lo he pensado a ratos. A largos ratos, a veces, yo también, y lógicamente estos momentos de reflexión se deben dar sobre un criterio de responsabilidad que construimos sobre lo que queremos representar, donde para mí ha resultado ineludible estar también en esta ola verde.

    ResponderEliminar
  4. VEEEEEERDDDDE, lo maaaaximooo!, y hare lo posible por cometer la locura de votar por ANTHENAS LOCKUS.

    Pero que mas locura que seguir a los de las chuzadas, a los de Agro Ingresos Inseguros y demas?

    ResponderEliminar
  5. Correctos e inteligentes, y entonces debido a esa nueva inteligencia y a esa nueva rectitud Mockus es el virtual ganador de la próxima contienda electoral, no estoy tan seguro, lo llamaría cansancio, desilusión y hasta moda.

    Hace 8 años votamos en contra de las FARC, hace 4 en contra de las Far (Se avanzó). En el último cuatrienio han sido tantos los escándalos que hasta los más belicistas están dando un paso al costado (que no todos). Los falsos positivos, las chuzadas, actividades de desprestigio y amenazas del DAS, AIS…han sido tantos los escándalos que ya era hora de que hicieran mella en este gobierno y en la campaña de Santos que representa el continuismo.

    Estábamos tan equivocados con Uribe, que ha dejado al país tan mal y tan decepcionado, que solo fue suficiente que alguien dijera que había que regresar a la legalidad, y que el fin no justifica los medios para llamar la atención de muchos colombianos.

    Pero Mockus no solo es inocente, también ha sido incoherente en algunos temas, como la reforma laboral, el conflicto armado, y ha mentido, porque no recordar su opinión frente al bombardeo a Ecuador…yo por lo menos no le creo y no se le hace una crítica, me imagino que a la luz de las zonas francas, la fiesta por la mano cortada, el clientelismo…no hay tiempo de detenernos en minucias.

    Es otro aire, el péndulo está al otro lado, ¿a cuál lado?...en ninguno, y en todos. Inteligente Mockus.

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo con Federico.

    Yo estaría más contenta si Pardo no le hubiera dado el aval a Arleth Casado y se hubiera puesto de moda. Me parece mucho más capaz y más coherente.

    ResponderEliminar
  7. Mockus: el hombre que habla mucho y no dice nada.
    Ah! Me equivoco, claro que si dice. Dice que su programa de gobierno se basa en pagar el iva del 16% por comprar un tarro de pintura.
    Otra cosa, felicidades por tu artículo. En este tu tampoco dices nada de Mockus.
    Nada hay que decir de quien nada dice.

    ResponderEliminar
  8. Magno Andrés,

    Efectivamente, creo que la idea no era hablar tanto de Mockus como de los posibles electores de Mockus.

    Claro, quizás no entendiste: si te parece que el programa de Mockus se reduce a lo que decís, pues qué podríamos esperar de lo que entendieras con esto.

    En todo caso no sobraría recomendarte que hiceras algo para que tu nivel de lectura esté a la altura de tu nombre, querido Magno.

    Por lo demás, apoyo el inteligente comentario de Federico, y casi siento lo mismo que Lalu; a mí en todo caso Pardo me sigue pareciendo un tipo muy capaz y muy coherente.

    Saludos.

    ResponderEliminar